jueves, 10 de abril de 2014

El fin de una era...





Doug Anderson (1919 / 2014).


Último miembro fundador sobreviviente de Puppeteers of América. 

Doug era un titiritero, artista y mago. Él hizo las ilustraciones para "Puppet Theatre Handbook", por Marjorie Batchelder McPharlin...




... y sus dibujos de "Punch" adornaba muchos temas de "Puppetry Journal".



Se casó con Michael Gayle (1919-2005), hija de Vivian Michael, quien fuera editora de "Puppetry Journal" 1951 a 1969.



Falleció a la edad de 94 años... ¡Buena gira, Doug...!





Fotos de Puppetry Journal 1952 y 1962


martes, 25 de marzo de 2014

Mensaje del Maestro Eduardo Di Mauro por el Día Mundial del Títere 2014

Eduardo Di Mauro es cordobés pero reside en Venezuela desde 1976. Se exilió tras el comienzo de la dictadura argentina y desarrolló allá el maravilloso mundo del teatro de títeres.


En el año 1952 abandonó la Universidad y se convirtió en “titiritero con dedicación exclusiva”. 

“La cultura, para el artista, es un servicio. Para el gobierno es una obligación. Y para el pueblo es un derecho”.

Este año el Maestro nos brinda el mensaje por el Día Mundial del Títere 2014

"El títere deviene sí, de la forma primigenia y original del arte: el juego, no del objeto sagrado, como suele sugerirse. Nace con el juego desinteresado, espontáneo y transparente, el cual naturalmente se complejiza adoptando múltiples formas y contenidos.
El títere, debido a su naturaleza transgresora, fue temido y perseguido por reyes, emperadores, emires, zares o cualquier otra forma abusiva de poder, pues pareciera que ese personajillo de trapo y madera, amable y picaresco es portador también de un agudo talento para la condena y la crítica, usando el sarcasmo, la ironía y el humor, con ingenio, ritmo y mordacidad.
Tal vez la edad que mayormente se identifica en temperamento con este milenario arte popular sea la adolescencia, pues claro, los jóvenes son portadores de esa misma energía impregnada de cierta irresponsabilidad apasionada y señalan directamente con el índice lo que consideran, lo que juzgan, lo que culpan y quizá por eso mismo, sea la juventud el blanco predilecto de las campañas mediáticas universales que banalizan lo esencial y hacen apología de los anti-valores.
Desde hace décadas, nuestro teatro de títeres ha dedicado buena parte de su esfuerzo a los adolescentes, mostrándoles una temática de su interés y estimulándolos a utilizar los muñecos para expresar todo aquello que los afecta y los conmueve. Surgen desde sus voces, temas tabúes como la violencia, las mafias, el alcoholismo, la corrupción, el embarazo precoz, la soledad y muchos otros, que ellos abordan con candidez e irreverencia.


Pueden y deben los titiriteros, elevar su mundo creador con la lectura, el estudio, la investigación y la experimentación de formas buscando la belleza y la armonía en su narración escénica, pero no deben olvidar nunca que su relación con el teatro de títeres incluye básicamente el compromiso.
Y al hablar de compromiso, palabra amplia y de diversas acepciones, me refiero a la responsabilidad de entender cual es nuestro lugar en el mundo y cual es nuestra posición frente a los múltiples casos del abuso de poder en la sociedad actual ¿cuáles son los reyes de hoy? ¿Los emires, los jeques? Hoy no suelen estar sentados en un ostentoso trono labrado de fina pedrería y laboriosa talla. Hoy suelen estar donde nadie los ve con claridad y poseen medios de comunicación que cada día los santifica o los esconde según quieran. Ese rey de mil cabezas es el neo-liberalismo corruptor y salvaje, ese zar son las grandes corporaciones multinacionales, que en aras de ampliar ganancias y poder, no dudan en destruir al planeta, en destruir la vida.
Vayan entonces los titiriteros de los cinco continentes a dar la cara frente a la crueldad, la desigualdad y la injusticia, vayan con la variedad infinita de técnicas y estéticas buscando su personalidad expresiva, pero también con el verbo encendido a denunciar, a mostrar señalando con el dedo admonitorio, como lo hacen los jóvenes, lo que consideran desvirtúa el verdadero desarrollo hacia un mundo más humano, un mundo mejor".


Eduardo Di Mauro

viernes, 21 de marzo de 2014

Día Mundial del Títere 2014.

Los titiriteros en México y el mundo estamos de fiesta…



El titiritero de hoy, descendiente en línea directa de personajes grotescos, multiformes, pícaros y lujuriosos, como Petrushka, en Rusia; Don Cristóbal, en España; Kasper, en Alemania; Hanswurst, en Austria; Punch & Judy, en Inglaterra; Guignol, en Francia; Don Folías, en México; es universalmente reconocido.

A lo largo de la historia, el titiritero ha sido fiel intérprete de la voz del pueblo, a pesar de todas las excomuniones, las amenazas y las proscripciones que han lanzado contra él los oradores públicos desde los púlpitos, las tribunas o los “honorables” Ayuntamientos. Pero también se deben reconocer sus méritos.

El titiritero de hoy es, sobre todo, un personaje sensible; su ingenio rápido y espontáneo lo saca siempre airoso de las situaciones más apuradas. Defiende a los pobres y a los parias, y ha sido muchas veces el portaestandarte y el refugio de las reivindicaciones populares; es amigo fiel de la botella y el diablo… es un artista con el corazón de hombre libre. Su espíritu reivindicativo contra las tiranías, las desigualdades y las injusticias sociales, le han dado esa trascendencia universal de la que hoy goza.

Ya sean “burdos o refinados”, los espectáculos que actualmente presentan los titiriteros, no dejan de cautivar a su público, particularmente las niñas y niños que viven las historias de una manera muy intensa y especial; también públicos selectos en señaladas ocasiones, con producciones sofisticadas y de grandes recursos tecnológicos; pero, sobre todo, a ese público placero, público sencillo que ríe y goza de “los duros vocablos con que suele estar condimentado a menudo el delicioso lenguaje de los muñecos…” (Federico García Lorca)

Los titiriteros de hoy logran -como dice Michael Meschke- “vencer el desafío de expresar en un rostro petrificado todo lo que su papel les exige, es decir, consiguen manifestar los sentimientos humanos primordiales e incluso se atreven con nuestras más hondas emociones en espectáculos de lograda expresividad”.

En México la tradición de títeres es muy antigua, prehispánica, y está muy arraigada; se ha multiplicado en una numerosa familia de diminutos personajes en la que no falta la abuela, el soldado de rojo kepí, el negrito poeta (tan nuestro), la mujercita y el burgués, entre muchos más. Todos, en fin, personajes que han hecho pasar horas de entretenimiento a muchas generaciones. Personajes de un teatro de figuras que más que hacer, más que crear, todos hemos reintentado y llevamos hacia una verdadera y definitiva finalidad: las reivindicaciones populares.


Han pasado años de éxitos, de importantes logros en donde se han fundado grupos desde los cuales se representan novedosos espectáculos.

Y aquí estamos, los titiriteros mexicanos, para continuar con una gran tradición y para colocar, como lo hicieran nuestros maestros, el teatro de muñecos animados en los terrenos del arte, rompiendo lanzas contra la incomprensión, la indolencia, la apatía, la indiferencia; y lucharemos hasta el final para que el Teatro Mexicano de Títeres sea colocado en su justa dimensión, como lo que es, un Arte, dicho así, sin más y con todas sus letras: El Arte de los Títeres. Enhorabuena.

En Mérida, la de Yucatán, 21 de Marzo, 2014


jueves, 13 de febrero de 2014

UN PRODIGIO


SONETO.



En un ruin lugarejo bien lejano,
Homobono los títeres movía,
y á un muñequillo con primor hacía
tejer piruetas y cantar. No en vano;

porque el público, en títeres profano,
entusiasta, frenético aplaudía,
y el alcalde, creyendo brujería
tal cosa, dijo al titiritero: ¡Hermano:

Posible es que ese mono que me encanta
baile y accione, mas cantar en tono
es un prodigio que en verdad espanta!

Humilde, entonces, respondió Homobono
pero, señor, el mono no es quien canta,
es mi mujer quien canta por el mono.

Antonio Plaza
Poeta y periodista mexicano (1830-1882)

domingo, 15 de septiembre de 2013

¡Me lo dijeron los títeres..!


Nadie me dijo que los títeres pueden ser nobles... que se pueden hablar de las cosas reales en tiempo real para gente real... que pueden ser una voz cuando se silencian las voces... o una voz en la oscuridad y decir "aquí está la luz"... o que las voces estúpidas que realizo mientras animo los muñecos pueden hablar de lo que está realmente en mi corazón, o lo que está pasando en mi comunidad, mi país, el mundo...  nadie me lo dijo... ¡Me lo dijeron los títeres..!




Sophie Taeuber-Arp





Durante la posguerra de 1918, Sophie Taeuber-Arp (Davos, Suiza, 19 de enero de 1889 - Zúrich, 13 de enero de 1943) se presentaba, con todo su optimismo social y su confianza en el progreso humano...


Entre sus obras puede verse, en los años que siguieron, después de oscilar entre el arte figurativo y el abstracto, el lenguaje de la abstracción geométrica... 


Muy prono se incorpora al dadaismo, movimiento que por esos momentos se establece en Zúrich, en compañia de su esposo Jean Arp.



En esos años fundacionales, sumergida en sus diferentes actividades, se va perfilando la artista complejísima que es... 


De la Escuela de Artes Aplicadas aprende las fronteras rotas entre arte y artesanía que muestran sus tapices (como lo hiciera también la titiritera y artista visual mexicana, Lola Cueto).



Dadá le enseña la libertad patente en las irónicas "cabezas dadá"...



... o en las marionetas y la escenografía para la obra El Rey Ciervo del autor italiano Carlo Gozzi, donde geometría y humor encuentran su territorio común.


En definitiva, una creadora que pensaba en forma de ritmos, cromáticos y lineales, y que siempre defendió la libertad del artista, lo que en el fondo no es más que defender la libertad de cada uno de los individuos que componen la sociedad.

Sophie Taeuber y Jean Arp con sus títeres

martes, 20 de marzo de 2012

¡Feliz Día Mundial del Títere 2012...!

UNIMA-Unión Internacional de la Marioneta, ha seleccionado a Joan Baixas para ser el portavoz de todos los profesionales y amantes de los títeres y el teatro de objetos en un día tan señalado como el 21 de marzo de 2012, fecha en que anualmente se celebra el Día Mundial del Títere.


Mensaje del Día Mundial del Títere 2012
Joan Baixas
Con gesto decidido cerramos periódicos y noticiarios y brindamos por el arte y la fraternidad, hoy es día de fiesta, celebramos el Día Mundial de la Marioneta.

No podemos olvidar el dolor, la realidad de las desgracias y penurias que afligen al mundo, pero precisamente porque no queremos olvidar, nos damos el compromiso de celebrar la dignidad humana, el afán insaciable de los humanos de afirmar la vida frente a la mala fortuna y la muerte.

El arte es un canto a esta dignidad, reúne en una marea continua a las generaciones pasadas y futuras, las culturas y los clanes, en torno a la poesía. El arte establece la complicidad de la mirada entre personas que se maravillan juntas, creador y espectador, en la exploración de lo desconocido. Todo acto artístico es un grano de arena en el engranaje de la realidad.

El arte de la marioneta se dirige a estos objetivos a buen paso. Cada vez que animamos un personaje firmamos una declaración de independencia. Hija rebelde de las artes de la imagen y de la palabra, de la interpretación y de la narración, la marioneta afirma el compromiso con la inocencia, paraje de la felicidad y convoca también el otro extremo, la crueldad.

La inocencia es importante, es armoniosa y fértil, como testimonian Jarry o Kurosava, Miró o Arseniev y tantos otros.

A la crueldad conviene tomarle las medidas del traje y mirarle a la cara con sarcasmo.

“El animal vive en la naturaleza como el agua dentro del agua” (M.Eliade). La marioneta vive en el imaginario como el agua dentro del agua. Territorio donde la razón linda con los flujos de la animalidad y del vegetal, de la tierra y del agua, el imaginario es la reserva de energía de personas y tribus y la marioneta campa por él como un rey, no analiza, no interviene, prospera.

“El signo diferenciador del animal humano es la animación y la primera animación que hace el hombre son los dioses. La animación nos hace personas.” (P.Sloterdijk). La mordacidad de esta reflexión filosófica impregna de humor el acto principal del titiritero: dar vida a lo inanimado y convocar a las personas en torno a esta brujería.

Hace ya algunos años, un puñado de marionetistas tuvo el acierto de crear una organización para potenciar los intercambios internacionales. Unima, convertida ya en una realidad consolidada y extendida a todo el mundo, es ahora más necesaria que nunca para dirigir los esfuerzos gremiales hacia los objetivos del arte y la dignidad humana.

Así, loemos a los dioses por concedernos esta profesión, agradezcamos a nuestros abuelos la creación de Unima y celebremos el esplendor del arte del imaginario, brindemos por la marioneta.

Compañeros, ¡
tengamos BUENA FIESTA!





Joan Baixas
Joan Baixas, pintor y marionetista, crea espectáculos y performances con gran contenido visual basados en pintura en vivo y en directo, video proyecciones y manipulación de objetos, contando historias contemporáneas breves. Su compañía, Teatre de la Claca, colaboró con pintores como Joan Miró y Roberto Matta así como con músicos, actores y bailarines y presentó sus producciones por todo el mundo.

Dirigió el Festival de Teatro Visual y de Títeres de Barcelona, así como numerosos eventos. Ha trabajado también para televisión, moda y publicidad. Ha publicado poesía, y artículos sobre sus experiencias profesionales e impartido cursos en el Institut del Teatre de Barcelona y otras instituciones internacionales
 .